lunes, 14 de abril de 2008

O querés dormir conmigo?

Anécdotas para contar a los nietos que algún día (quizás) tenga.

Historias que pueden empezar así:

Una noche, decidí no volver a casa después del trabajo, ya que salir los fines de semana me involucraba en una negociación con mi madre y un cuestionario previo; con quién salís?, a que lugar vas a ir?, a qué hora pensás llegar?…simplemente fastidioso.

Encontrarme con amigos, charlar, risas, cervezas, música, siempre seré partidaria de que los planes resultan mejor cuando se dan de improvisto, juntarse y “a ver que hacemos”, la noche me encantó, pero aún no terminaba, al menos para mí.

2:30 am, con copas encima llegue a casa, cuadras antes me doy cuenta de que no tengo llaves para entrar, bueno, me dije, llamo a casa y listo. Después de 10 minutos no podía creer como hace mi hermano para dormir tan profundamente y no escuchar su celular.

“Boludo despertá, despertá!!”, nada, la telepatía no funcionó, pasan 20 minutos más, sigo llamando, toco el portón, 40 minutos, se agota la batería de mi celular, tanteo la altura de la barda “En mi puta vida trepe un muro…como no enseñan eso en el colegio, nahh no me subo, por ahí don Bartolo (el sereno) me confunde y me pega un tiro”.

Cansada en la acera, con los nudillos doloridos de tanto golpear la puerta, pareciera que todo mi barrio despertó menos mi durmiente familia…me resigné.

Al principio no tuve miedo, pensé en llamar al guardia para que me ayude pero no lo ví en su caseta, seguro estaba dando su ronda…o durmiendo, luego no me sentía nada segura sentada fuera de mi casa y con los autos pasando a cada rato, mire el árbol donde estaba apoyada, frondoso, mediano, fácil de trepar, el único lugar seguro por el momento.


“Qué noche más bizarra”, pensaba subida en el árbol, esperanzada en que el sereno pase cerca de mi casa.

“Ojalá y no llueva, es lo único que me falta, mier...ya me dio sueño, no, si me duermo me caigo…cuanto falta para que amanezca?”, Don Bartolo no apareció nunca, prendí el iPod y fui haciéndome la idea de esperar el amanecer al estilo búho.

Entonces paró un auto, escuche la voz conocida y rasmillándome bajé rápido, mi simpática vecina estaba llegando a su casa, desde hace años su familia y la mía son amigas, con esa confianza me acogió en su casa, me invitó de sus cigarros y conversamos mucho, terminando muerta de risa al contarle mi noche.

-Bueno, vamos a dormir, te traigo una frazada…o querés dormir conmigo?

Ojala hubiera sido una propuesta indecente…

- Aquí estoy bien, gracias. Le respondí riéndome y repitiendo por dentro “Que noche más bizarra”.

Desperté muy dolorida, hubiera aceptado dormir en su cama, la empleada se paseaba con la escoba por mi lado.

Yo: Buenos días, me invita un vaso de agua por favor?
Ella: Ay señorita, no la reconocí, jeje.

A mi mamá le costo creer mi historia, no me importó mucho tampoco, entré al dormitorio y mi hermano despertó al escuchar la alarma de su celular.

El: eh..hola!!, 9 llamadas perdidas tuyas?
Yo: Cabronazo.

14 comentarios:

nata dijo...

Jajajajajajajja
no te conozco pero me hice la imagen completa de vos subida en un árbol resignada, toda torcida, con música y riyendote de vos misma muy, muy en el fondo. Yo en tu situación no tengo idea de qué hubiera hecho (además de morirme de miedo, claro xD)

Qué noche bizarra :D

Besos!

Curucusí Ocurrente dijo...

jajajajajaja
jajajajjaja
jajajajajaj

te advierto que por siempre tendre en mi retina esa imagen traumatica que, nunca vi pero si recuerdo, de vos fingiendo ser un tambaleante buho bajo una lunita camba...

jajajajaj

muchas aventuras
ni te cuento las que faltan
jeje

un abrazo mi adulada.com
hasta pronto

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

PObre locuela. Yo siendo tu madre te escucharía (ja, quiensabe yo duermo más pesado que tu madre y tu hermano juntos).

Disfruté mucho este post. Un abrazote.

Andrea dijo...

jajajajajaja

Cabronazo

jajajajajaja

LOCA!!.. como tu madre dijo...

Nata: jeje, la verdad no estaba tan torcida, los bibosis son árboles muy cómodos! Besos

Curucusí: en realidad, lo hice a propósito para que te inspires en algún personaje ;) Te extraño!!! ya te lo dije? TE Extrañooo!!!

Capsulilla: jajaja, mejor ya no confío en nadie para q me habra la puerta...ahora ando con mi llave hasta para ir al baño, un besango!

Andrea: jeje, mi hermano esta muy acostumbrado a mis adjetivos!Nos vemos pronto!

PD.para todos: NO se rían!!! me dio mucho miedo!!!

Curucusí Ocurrente dijo...

yo tambien te extraño :(

La MaJo dijo...

oie!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

me mataste con esta historia... me dibujste una sonrisa en la cara... me paso esa de q nadie te abra la puta puerta....q cosas...!!
y lo de tu vecina jajaj me mato de risa, interesante..." q noche mas bizarra"
saludos millones
adios
:D

LOCA!!.. como tu madre dijo...

curucusí: Yo te extraño MAASSS!! JAJAA
Majo: es mejor andar con la llave no más, no?? jeje, esa noche bizarra me encantó , al igual q tu fantástico domingo. Saludos

utópico dijo...

jajajaja... yo trepe los muros de mi casa mil y una veces... jajaja... anecdotas... anecdotas...
una vez no tenia dinero para el taxi, me tome un trufi, y desperte a diez km de mi casa a las 3 AM, camine toda la noche... borrachisimo...
jajaja

saludos!!

Libre... dijo...

-no me rio , no me rio.

:$

pucha una vez me paso lo mismo pero mi barda no era tan grande y no habia guardia, lo malo era lo que habia al otro lado....

"Hello Stranger" dijo...

Yo lo hubiera matado a tu hermano. Simple y sencillo

Aunque la propuesta estaba para dormir con ella ... era decirle si quieres ajaajja

bsosss

Gevalher dijo...

Simpática historia!

Yo sé que a la distancia parece gracioso el asunto, pero cuando uno está atravesando un mal momento como ese es para desesperarse.

Saludos!!!

Anónimo dijo...

Hmmmmm

Que forma mas refrescante de ver lo cotidiano, observando la puerta cerrada de casa encima de un arbol, a quien se le hubiera ocurrido?, me parece una forma extraordinaria de de enfrentar una situacion.

Gasper

Hada del tejado dijo...

Yo he sentido miedo al extraviar mi llave, llegar taaaaaaaaaaaaarde a mi casa y encima que nadie me abra la puerta. Lo malo es que por mi casa no hay árbol alguno que me pueda refugiar, hay 3 palmeras altísimas y arbustitos de medio metro. Mi consejo es que enrolles una hamaca entre las ramas del árbol por si perdes la llave o la volves a olvidar.
Un abrazo.