domingo, 21 de diciembre de 2008

Odio los domingos...

Tan sosos, hogareños, resacudos, el Testigo de Jehová tocando la puerta, el familiar que viene de visita y no sabés que charlarle, la molesta sensación de que todo va transcurriendo demasiado lento...

"Un día de estos voy hacer que adorés los domingos..."

Ojalá...

8 comentarios:

Arcángel Mirón dijo...

¿Allá llueve?

¡Acá sí! ¡Como si fuera poco! ¡Domingo, y lluvioso!

Curucusí Ocurrente dijo...

a mi tampoco me enloquecen..
este menos aún, a causa de un nuevo ataque de acidez, ojala no sea gastritis..

igual me voy a mi junte jeje de temer las personitas con las que voy a departir unos tragos de fin de año.. monitoreame si no llego hasta la medianoche

Coffee and tv dijo...

Cuidau que algún Domingo te pase lo que a este tipo, jejeje.

http://criticacreacion.wordpress.com/category/invitados/

rondeldia dijo...

por eso es mejor estar de chaqui y no tener muchas responsabilidades, ese día, despertar, ver los simpson y dormir hasta el lunes!!!

saludos

r

La MaJo dijo...

DOMINGOS SUICIDAS desde las 5.30 P.M

:D:D:D:D:D!


feliz año nuevo... yumi yumi!
ya no hay domingos para vos... tu deseo ha sido consedido:D
besos

Hada del tejado dijo...

Hmmm ...y la resaca que deja la farra del sábado. Creo que el domingo es un malestar general.
Ánimos.

Gekkie dijo...

Estoy de vuelta...!!
ahora odio más los domingos, porque son tan aburridos, ya ni a resaca llego.

pd:tengo unos vinitos, cuando nos vemos?

Damian dijo...

Son tan desesperantes!!! Lo mejor que podés hacer es buscarte algo que hacer, algo que te canse, algo que te ocupe. Porque sino, son un infierno.