jueves, 30 de agosto de 2007

EL FLAUTISTA



Cuando era niña, mamá muchas veces tenía que dejarme sola en casa por las mañanas para ir a su otro colegio.

Recuerdo esa época como una eternidad…juegos bolivarianos en Bolivia, y de pronto pufff…la tele se murió en plena transmisión de la ceremonia.

Qué hace una niña de 9 años sola y, peor aún, sin televisión?

Leer, cualquier papel que encontraba en casa, dibujar, saltar en la cama…y sobre todo, descubrir.

Sentada escuchaba atentamente los sonidos de mi barrio, la vecina de al lado saliendo demorada al trabajo no sin antes saludar a su paraba, la música que ponían a la hora del recreo en el colegio al que iría el próximo año y lo que más me gustaba; la flauta del niño del frente, que también se quedaba solo.

Él nunca salía a jugar, ni sabía su nombre, pero con el tiempo me aprendí su repertorio musical, reía las veces que equivocaba alguna nota y comenzaba de nuevo, hasta perfeccionar la melodía, ahí yo, su público anónimo.


Las pocas veces que lo vi de la mano de su madre lo notaba demasiado tímido, asustado y pálido, sumamente protegido, sentía unas ganas enormes de hablarle, decirle que me gustaba como tocaba su flauta (eso en mis pocas palabras de infante) y que también me quedaba sola por las mañanas.

Pero en la niñez, uno no sabe como manejar esos “asuntos”, obviamente con el tiempo simplemente seguía escuchando su flauta. Hasta que nos mudamos y ya no me quedé sola. Alguien mucho tiempo después me comentó que su madre tenía la idea de que él no podía juntarse con los demás niños…pues era “diferente”.

Hace algunos sábados lo vi, no sé si me reconoció, pero ahí estaba, apoyado en una columna, tal vez esperando algo, mirando bailar a la gente del boliche, solo… como muchas veces que ya lo había encontrado en las calles de esta ciudad y aunque ya no soy una niña, de nuevo no me animé a hablarle.

Luego un chico se acercó a él, lo vi sonreír y después desaparecer. Horas después yo también lo hice.

*************************

Hoy lo encontré en el colectivo, de vuelta a casa acompañado de su madre como siempre, no hubo ningún saludo de por medio, sólo una sonrisa cómplice.

9 comentarios:

Uh Huh Her dijo...

Estoy escuchando Pyramid Song de Radiohead, leo lo q escribiste,
no puede haber algo mas deprimente...
porque la historia se me hace algo conocida

salu2
bye

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

A mí me gustó la historia, mucho.
Pucha, y pensar que a veces podemos cambiar soledades con un saludo o con una sonrisa, como la del micro.

Un abrazote, locuela.

MaríaEscándalo dijo...

Un saludo Mai Fren...
Me gusto el relato, creo que al final el niño timido se dio cuenta que ya no esta solo... además ahora esta grande y ambos se regalaron una sonrisa complice no?

Abrazos...

PD. Te cuento que después de consultarlo con la almohada... decidí que en estos días, te va a llegar la invitación a mi té piñata... mejor si traes con vos al flautista. (ejej hablamos luego)

Charruita dijo...

me encantó esta historia...la contaste muy lindo porque me enterneció! así que lograste conmoverme con las letras que dibujaste...

de veras, genial post...hasta me gustaría recomendarlo y todo...claro si usted me permite...

buenas tardecitas angelinas...

MaríaEscándalo dijo...

Dos cositas

1. No deprima a la amiga Ujujer!!! jajjaa con sus post ¬¬

2. hija, hija, hija!!! Recoja de mi bló una antorchita que le estoy regalando.
Abrazos, nos vemos en la tarde.

The One dijo...

Yo pienso que lesbianas y gays nos sentimos atraidos desde niños, conozco tantas historias de hombres gays cuyo primer beso fue con una mujer que luego se declararia lesbiana.Freak o que?


Es que nuestro gaydar esta tan bien desarrollado que nos "olemos" aun de chicos...jeje.

Saludos.

Sergius

E dijo...

Todos nos sentimos en algun momento de nuestras vidas solos y creemos erradamente que esa condición es nuestra, pero siempre hay alguien más en nuestra misma situación y eso consuela.
Esta conducta tambien se refleja en la idea de la madre del "flautista" que creia que su hijo era "diferente" al resto... jaja que tonteria.
Todos somos iguales a pesar de las preferencias, gustos, etc.

!Saludos y muchas gracias por el apoyo al blog!

Blower's_Daughter dijo...

Ke linda historia.

Komo estas? te saludo por aka
porke no puedo konectarme al msn.

ke estes bien
bye

::Mari::

Joup dijo...

oieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee =D ya te dieron tu ipod? jajajajajajaja
Saludos!! a ver cuando nos vemos!!!